Reciente sentencia europea permite reclamar la nulidad del índice IRPH

¡Se pueden obtener importantes devoluciones de dinero!

Revisamos de manera gratuita tu préstamo hipotecario para detectar cláusulas abusivas

La reciente sentencia de 3 de marzo 2020, del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), en el asunto C-125/18, sobre el índice IRPH (índice de referencia de los préstamos hipotecarios), inserto en numerosos contratos de préstamo hipotecario permite reclamar la nulidad del mismo y la devolución de importantes cantidades, que podrían estar entre los 18.000 y 21.000 euros, así como la reducción de la cuota que actualmente pagas. Estamos hablando de más de un millón de préstamos hipotecarios en toda España de prácticamente todas las entidades, especialmente CaixaBank, Santander, BBVA, Bankia, Sabadell, Kutxabank, Unicaja y Liberbank.

Dicha sentencia abre la puerta a anular dicho índice del préstamo, ya que el índice de referencia de las cajas de ahorro está comprendido en el ámbito de aplicación de la Directiva sobre cláusulas abusivas. La cláusula sería nula si la información que se transmitió no fue transparente, en el sentido de permitir que el consumidor medio, normalmente informado y razonablemente atento y perspicaz, esté en condiciones de comprender el funcionamiento concreto del modo de cálculo del referido tipo de interés y de valorar así, basándose en criterios precisos y comprensibles, las consecuencias económicas, potencialmente significativas, de dichas cláusulas para sus obligaciones financieras.

La nulidad del interés IRPH supondría aplicar de manera retroactiva un índice sustitutivo, como el euribor, con la consiguiente devolución de dinero, así como la reducción de la cuota del préstamo que actualmente paga el consumidor.

Hay que recordar que esta no es la única cláusula incluida en los préstamos hipotecarios que puede ser anulada por los juzgados, tal y como dictamina de manera consolidada tanto la jurisprudencia del Tribunal Supremo como la del Tribunal de Justicia de la Unión Europea.

Otra de las cláusulas que pueden ser objeto de declaración de nulidad es la llamada cláusula suelo, que establecía un interés mínimo a cobrar al consumidor, aunque el índice real estuviera por debajo de dicho suelo. En este caso, las devoluciones de dinero, consecuencia de la nulidad de dicha cláusula, pueden estar entre los 6.000 y los 12.000 euros. También se pueden recurrir los distintos acuerdos novatorios realizados por el banco con los clientes, que suponían no asumir las devoluciones de esas cláusulas suelo nulas a cambio de pequeñas reducciones en el tipo de interés.

Son recurribles también las cláusulas que establecían el pago genérico de todos los gastos de tramitación y formalización de la hipoteca por parte del consumidor, como son gastos de notaría, registro o gestoría. Aquí las cantidades que pueden ser devueltas pueden estar entre los 700 y 1.500 euros.

Además de estas cláusulas, son susceptibles de ser reclamadas otras muchas, como los intereses de demora abusivos, la cláusula de reclamación de posición deudoras, vencimiento anticipado, etc

Desde nuestro despacho revisamos, de manera gratuita, tu préstamo hipotecario, para detectar alguna de estas cláusulas susceptibles de declaración de nulidad. Una vez que te informemos adecuadamente, si te decides a reclamar, ajustamos nuestros honorarios a las devoluciones que puedas obtener.

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close