¿Sabes que tienes derecho a una indemnización si has sufrido un accidente y no eres culpable?

En el caso de que sufras un accidente, tanto si es de tráfico como de otro tipo, no siendo culpable del mismo, deberías saber que tienes derecho a una indemnización, que va más allá de la reparación de los daños materiales del coche y de la atención sanitaria y de rehabilitación de la que pueda hacerse cargo la compañía aseguradora del responsable del accidente.

Ante un accidente de tráfico puedes obtener una indemnización que cubra los daños materiales y personales sufridos, incluido el daño moral

En este sentido, tienes saber que tendrás derecho a una indemnización por los daños personales sufridos, de la que tendría que hacerse cargo solidariamente tanto la persona responsable, como su seguro, que será más o menos importante dependiendo de la gravedad de las lesiones, de si has requerido o no intervención quirúrgica o estancia hospitalaria, el tiempo que hayas estado de baja médica o de si han quedado secuelas de tu lesión. También tendrás derecho a ser indemnizado por los daños patrimoniales que te haya ocasionado el accidente, por ejemplo, daños en tu móvil, ropa, objetos que llevabas contigo, etc, así como por pérdidas o gastos debidos al accidente, como puede ser la merma en tu nómina (durante el periodo de incapacidad temporal no se cobra habitualmente el 100 % de tu paga), pérdidas en tu negocio, gastos de atención de personas que dependan de ti, etc.

Todas estas cuestiones están reguladas, para el caso de accidentes de tráfico, ya sea como conductor de vehículo, acompañante, peatón, etc, en la ley sobre Responsabilidad Civil y Seguro en la Circulación de Vehículos a Motor (Real Decreto Legislativo 8/2004, de 29 de octubre), así como en la ley de reforma del sistema para la valoración de los daños y perjuicios causados a las personas en accidentes de circulación (Ley 35/2015, de 22 de septiembre), que también sirve de referencia para calcular el daño y la indemnización correspondiente para otro tipo de accidentes de los que se pueda derivar algún tipo de responsabilidad extracontractual, como pueden ser caídas en establecimientos comerciales, lesiones provocadas por animales, daños por el mal estado de instalaciones, etc.

Un supuesto habitual de indemnización son las caídas en supermercados

Es imprescindible contratar un abogado para poder hacer un análisis correcto de la situación, calcular la indemnización a la que podrías tener derecho, negociar con el correspondiente seguro, poder evaluar la eventual oferta vinculante que la compañía aseguradora te pueda ofrecer, realizar, si fueran necesarios, los correspondientes peritajes médicos o de otra índole o iniciar un procedimiento judicial en caso de imposibilidad de acuerdo.    

Desde nuestro despacho hacemos, en tu nombre, todas las gestiones necesarias para que recibas una indemnización justa derivada de ese accidente del que tú no fuiste responsable, compensando todos esos daños materiales, personales y patrimoniales que te ocasionó. Nuestros honorarios se ajustan a tus necesidades, de tal manera que al margen de una pequeña provisión por gastos de gestión, es resto lo cobramos a porcentaje de la cantidad por la que te indemnicen. Si tú ganas, nosotros ganamos. Contacta con nosotros antes de que prescriba la acción para poder reclamar

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close